Manizales, viernes 15 de octubre de 2021. Apropiar comportamientos ciudadanos para el cuidado de los recursos naturales es el propósito del programa “Cercanía”, que hace parte del convenio de gestión educativa entre la Universidad de Manizales y la Central Hidroeléctrica de Caldas, Chec.

En este espacio, que se realiza en municipios de Caldas y Risaralda como Neira, Samaná, Norcasia, Supía, Dosquebradas y La Virginia, participan 12.000 personas, entre comunidad educativa, líderes, comerciantes y población en general.

Con un enfoque pedagógico experiencial, “Cercanía” trabaja para generar conocimiento social, vinculando propuestas de arte, cultura y lúdica. A través de estaciones, se enseñan contenidos sobre deberes y derechos, el cuidado del ambiente natural, el uso responsable y el disfrute de dichos recursos.

Se realizan foros sobre cultura ciudadana, charlas con líderes, capacitación a la brigada de emergencia en situaciones de riesgo y presentaciones culturales con artistas locales, además de bingos, juegos y talleres educativos.

“Este convenio aporta a la construcción de territorios sostenibles a través de la cualificación de la cultura ciudadana, las competencias y comportamientos, posibilitando encuentros para el diálogo y la interacción entre las personas y reconociendo las diferencias como oportunidades para la coexistencia humana”, señala María Angélica Martínez Posada, coordinadora del proyecto de Gestión Educativa.

El programa “Cercanía” se suma a la visión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, para, a través del aprendizaje experiencial, hacer especial énfasis en la promoción de competencias ciudadanas como la preservación y uso responsable del servicio de energía eléctrica, la corresponsabilidad, cultura de pago, uso de canales de comunicación digital y la confianza para aportar a los ODS mediante el desarrollo de contenidos relacionados con energías renovables, acción por el planeta, producción y consumo responsable, entre otros. También promueve procesos de socialización en tiempos de pandemia y la reactivación económica de sectores como el hotelero, cultural, gastronómico y de transporte de los municipios impactados por el programa.

“Me parecieron muy útiles los conocimientos sobre el medio ambiente y temas como los paneles solares, es una iniciativa muy buena, sobre todo porque si uno no tiene tiempo, vienen a visitarlo hasta el negocio o hasta la casa”.

Estefanía Parra, comerciante de Neira, Caldas.

“La actividad es excelente, tienen en cuenta a todos los niños y padres de la vereda, muy buenos los temas, le hicieron ver a la gente la necesidad de conservar los recursos para que haya buena energía”.

Bernardo Arenas, Vereda La Palma, La Virginia, Risaralda.

“Es bien importante enseñarle a los chicos y chicas desde pequeñitos a hacer un uso responsable y racional de los recursos”.

Andrea García, docente de Dosquebradas, Risaralda