Manizales, lunes 13 de septiembre de 2021. “Noti Andes, las noticias de nuestra montaña”, es un espacio radial que circula por Whatsapp con información sobre deportes, cultura, arte, crónicas, concursos, chistes y música. Su novedad radica en las personas que lo producen: niños y adolescentes entre los 6 y los 15 años de edad del barrio Bajo Andes, que están incursionando en el mundo de la producción radial en los estudios sonoros de la Universidad de Manizales.

Todos los miércoles se repite la misma rutina: a la 1:00 p.m. los niños y jóvenes se encuentran en el plan del barrio El Nevado. Llegan gracias a la convocatoria de Kevin Orozco, representante de la Fundación Cultura Viva Arte y Corazón Colombia. Luego del saludo caminan hacia al centro de la ciudad y posteriormente arriban a la Torre Emblemática Guillermo Orlando Sierra de la Universidad de Manizales, en donde están los estudios de radio del programa de Comunicación Social y Periodismo. Allí, bajo la orientaciones de las profesoras Diana Milena Reyes y Laura García, se ubican en la cabina de audio, escuchan con detenimiento las indicaciones y comienzan la grabación de su noticiero.

Así transcurren las sesiones del proyecto “Estridente”, en el que la Universidad de Manizales a través de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo, ViveLab de la Universidad de Caldas, y la Fundación Cultura Viva Arte y Corazón Colombia, orientan talleres a los habitantes de la zona de invasión de Bajo Andes, en los que los participantes aprenden a producir y grabar piezas sonoras en diferentes formatos y géneros.

“Desarrollamos una línea de cartografía sonora, otra en ficción y por último en periodismo. Los talleres se comparten en el barrio y en los laboratorios de la Universidad de Manizales”, explicó Diana Milena Reyes, profesora de la Escuela de Comunicación Social y Periodismo de la Umanizales.

Hasta el momento se han orientado talleres en cartografías sonoras, en donde se identifican sonidos del barrio y actualmente se trabaja en temas de periodismo y narrativas de ficción.

“Trabajamos con niñas, niños y adolescentes entre los 6 y los 15 años de edad, de seis familias del sector, a los que buscamos acercar a estas alternativas sonoras que son muy importantes para expresar lo que sienten, ya que es una forma distinta de comunicar. Hace dos meses estamos en este proceso que realizamos todos los miércoles de 2:00 p.m. a 4:00 p.m. en el taller de ambientes sonoros”, explicó Kevin Orozco, representante de la Fundación Cultura Viva Arte y Corazón Colombia.

Los contenidos creados en colectivo se comparten en la cadena de WhatsApp del colectivo del barrio, así como en redes sociales.

En septiembre concluirá esta etapa del proyecto e iniciará la segunda fase que consiste en la creación de una página web en la que se puedan subir contenidos multimedia producidos por la misma población que busca informar y comunicar en su propio territorio.