Graduadas de Psicología de la UManizales aportan una perspectiva psicosocial a la investigación basada en el arte

Manizales, viernes 17 de junio de 2022. Yenny Paola Agudelo Castellanos y Laura Manuela Mozo Vélez, graduadas del Programa de Psicología de la UManizales, junto a Lina Andrea Zambrano Hernández, profesora del mismo, sistematizaron y documentaron el pilotaje de una metodología de investigación basada en el arte para comprender las trayectorias de riesgo de comunidades que han vivido el desplazamiento forzado por la violencia en Colombia y que actualmente habitan en zonas de riesgo de desastre de Soacha, Pereira y Manizales.

 

Este trabajo quedó registrado en la cartilla metodológica “Pensarse el mundo desde lo psicosocial, lo sensible y lo creativo”, como uno de los resultados del proyecto de investigación. “IdentificArte: movilizándonos con el riesgo”, ejecutado por el Observatorio Psicosocial para la Gestión del Riesgo de Desastres de la Universidad de Manizales y la Universidad de East Anglia, de Reino Unido. El proyecto es financiado por el Consejo de Investigaciones Económicas y Sociales del Reino Unido y la Dirección de Investigaciones y Posgrados de la UManizales.

“Aquí teníamos tres propósitos: tener las trayectorias de riesgo que han tenido las comunidades de Cundinamarca, Caldas y Risaralda que hicieron parte del proyecto desde que vivieron el desplazamiento forzado hasta su nueva ubicación en zona de riesgo de desastres; la segunda, pilotear o probar la metodología a través del arte para comprender esas trayectorias de riesgo, y por último el fortalecimiento institucional de las relaciones entre las organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil con las comunidades”, explicó Lina Andrea Zambrano Hernández.

Presentación artística (obra de teatro) de la comunidad de Soacha que hizo parte del proyecto

La investigación se desarrolló entre los años 2017 y 2018, periodo durante el cual se tuvieron encuentros con empleados de las oficinas de Gestión del Riesgo, la Cruz Roja, bomberos y las comunidades.

“Este es un proyecto investigativo muy humano, en el que se procura reconocer al otro como un semejante y conocer sus historias de vida. Este aspecto me pareció fundamental y muy significativo, ya que por lo general los procesos investigativos tienen como fin la recolección de datos e información, donde incluso muchos teóricos manifiestan la importancia de no generar acercamientos muy estrechos con los participantes para no interferir en el proceso, olvidando por completo el respeto que implica el trabajar con personas y más aquellas que han tenido una historia de vida difícil. De otro lado, rescato la implementación de nuevas metodologías a través de la creación y la expresión que permitieron que el acercamiento y el proceso fuera más genuino y generara impacto tanto en los participantes como en el equipo de trabajo”, mencionó Yenny Paola Agudelo Castellanos, psicóloga.

En la fotografía la investigadora
Viviana Ramírez, con una de las participantes del proyecto

Durante este proceso las dos graduadas, en ese momento estudiantes de la Escuela de Psicología de la UManizales, hicieron la sistematización de la experiencia metodológica de la investigación acción-creación. Posteriormente se tenía proyectado realizar una cartilla que reuniera lo que fue el proyecto IdentificArte, para dar respuesta al segundo objetivo del proyecto y con el cual optaron por su título profesional, realizada a partir de la revisión de documentos y búsquedas teóricas que permitieran identificar el por qué de la metodología.

“Para ello quisimos hacerle honor al arte, escribiendo de una forma poética e impactante con el objetivo de movilizar al lector a reconocer la investigación desde lo creativo, lo psicosocial y lo realmente humano a partir de una apuesta innovadora que nos permita pensar el mundo desde otras perspectivas más cercanas al sentir humano y sus realidades.”, dijo Laura Manuela Mozo Vélez, psicóloga.

Esta cartilla permite reconocer la parte humana de las investigaciones como una necesidad de pensar, crear e implementar diferentes estrategias, en comparación con lo que históricamente se conoce dentro de las metodologías investigación.

 “Es una invitación que hacemos al estudiante, al profesor y al investigador para que sean un artesano de su propia metodología y exploren otras alternativas que se salgan de los esquemas tradicionales como una forma de transformar el quehacer profesional en el ejercicio investigativo”, aclaró Laura Manuela.

 

Sigue leyendo