Viernes 20 de octubre del 2017

Gestión / 2017-07-13 17:26:00

Síguenos en:

El otro sólo puede ser lo que yo le permito que sea

Una de las reflexiones que quedaron de la actividad, fue la que planteó Jorge Iván Jurado Salgado, vicerrector de la Universidad, quien manifestó que todos debemos conocer la Institución para orientar a las personas que lo necesitan.

Cortesía: Asoden Manizales

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Me reconozco en ti, es una iniciativa de la Universidad de Manizales que se fundamenta en uno de los pilares de la Institución, la razonabilidad, entendida como un actuar justo que nos permita llegar a acuerdos y entendimientos y desde la concepción de que el reconocimiento es el fundamento de muchos otros valores necesarios en la interacción con el otro como: el respeto, la solidaridad, el interés en lo colectivo y no sólo en el beneficio propio, entre otros.

La reactivación de la estrategia, se llevó a cabo en el Aula Máxima Javier Calderón Rivera de la Universidad de Manizales y contó con la participación de los administrativos de la Institución.

Guillermo Orlando Sierra Sierra, rector,expresó que “nos miramos al espejo permanentemente pero no reconocemos al otro, no nos disponemos para reconocerlo, no hacemos nada distinto para que el otro sea mejor y para que nosotros seamos mejores, porque lo miramos desde nuestro prejuicio de lo que creo que es y no desde lo que puede llegar a ser”.

Una de las actividades planteadas para esta ocasión, fue la intervención de “El Fercho” graduado de la Universidad de Manizales, y quien se encargó de exagerar algunas de las situaciones que pueden darse cuando se presta de un servicio.

El espacio estuvo caracterizado por risas y reflexión alrededor de lo difícil que resulta, en ocasiones, ponerse en los zapatos de las otras personas.

La actividad finalizó con la entrega de un friso que contenía sugerencias para brindar un mejor servicio, un espejo que invitara a reflejarnos en las otras personas y un tatuaje con la frase que decidiera el empleado: yo decido dialogar, sonreír, cuidar, orientar, entre otros.

La idea inició desde principios de este año y ha recorrido las dependencias de la Universidad, intentando producir una reflexión frente a la necesidad de entender que sólo a través del reconocimiento del otro es posible ganar el reconocimiento propio.