Martes 19 de septiembre del 2017

Gestión / 2017-06-14 11:49:25

Síguenos en:

Consejo Superior aprobó estatutos para los administrativos de la Umanizales

Falta que se consignen los estatutos de los administrativos en un cuadernillo impreso para ya culminar con todo este  proceso de construcción”, expuso  María Isabel Urrego Pérez, presidenta de la Asociación Sindical.

Foto: cortesía Asoden 

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

El Consejo Superior de la Universidad de Manizales, aprobó por unanimidad los estatutos de los administrativos de la Institución, propuesta que se construyó desde la División de Desarrollo Humano y el sindicato de Asoden (Asociación de Empleados y Trabajadores de Instituciones Educativas Públicas y Privadas de Colombia), los cuales se venían consolidando desde hacía un año y medio. María Isabel Urrego Pérez, presidenta de la Asociación Sindical, expone que el “punto de partida fue una propuesta que ya existía, y a partir de ella fue posible iniciar la consolidación de unos estatutos que pudieran dar mayor organización a varios procesos de la Universidad”.

Una de las principales pretensiones fue poder retomar el documento existente y convertirlo en un escrito más digerible y liviano, ya que en términos conceptuales, la propuesta contenía algunos apartes muy complejos de interpretar. “la idea de un estatuto de administrativos es que todos lo puedan entender, desde la persona más estudiada hasta aquellos que no han contado con tanta formación académica”, expresa Urrego Pérez.

La parte macro de los estatutos se relaciona con el ascenso en el escalafón de los administrativos. Ahí están incluidos los diferentes requisitos que necesita un trabajador para cambiar de categoría o para subir de grado. Existen tres categorías que son: la operativa, la tecnológica y la profesional, con sus respectivos grados.

En cuanto a las dificultades para la construcción de los estatutos, se puede decir que cuando se presentó la propuesta inicial al Rector, él identificó algunas inconsistencias: “como Asoden venía trabajando los estatutos, pero al mismo tiempo la convención colectiva, en ocasiones se construyeron propuestas estatutarias que se relacionaban era precisamente con una convención, lo cual no era procedente, ya que son dos procesos aparte”, complementó Urrego Pérez.

Por su parte, Guillermo Orlando Sierra Sierra, rector de la Universidad de Manizales, expresó que lo que se buscaba principalmente era consolidar un estatuto que pudiera evidenciar una comprensión teórica de lo que significa el desarrollo humano y que contemplara la clave de todos los procesos del plan de calidad de vida: “debe existir un ancla que nos permita saber qué es lo que nos sostiene y nos permite lanzarnos en la vida. Todo debe estar enmarcado dentro de las pretensiones que implica un proceso de autoconstrucción”, complementa Sierra Sierra.

Además, afirma el Rector, se pretende hacer un reconocimiento a la experiencia, ya que varios trabajadores de la Alma Máter no tienen un título técnico o tecnológico, pero hace treinta años vienen desarrollando su labor, lo cual ya los hace merecedores de dichos títulos.

Para la aprobación de los estatutos de administrativos, el Consejo Superior revisó cada artículo para determinar si la construcción  se enmarcaba dentro de una ruta clara, que no fuera discriminatoria ni desequilibrada en relación con los estatutos de profesores, ni tampoco que se pidieran requisitos muy difíciles de alcanzar. Todo ello, con el propósito de garantizar la protección de los derechos de los trabajadores al interior de la Universidad de Manizales, y evidenciar la importancia de propiciar espacios académicos de reflexión que permitan mejorar las dinámicas laborales institucionales.