Martes 19 de septiembre del 2017

Proyección Social / 2017-06-01 16:14:26

Síguenos en:

"Encarretado" con el cine, la filosofía y la escritura

A sus 39 años, Alvarado Duque se encuentra publicando sus libros 10 y 11, de ellos, cuatro han sido editados por la Universidad de Manizales en su política de visibilizar la producción académica de sus profesores.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

 

A Carlos Fernando Alvarado Duque, profesor del programa de Comunicación Social y Periodismo, le surgió el gusto por el cine desde la niñez. Expresa que entre sus primeros recuerdos está el que lo llevaran a las salas de cine que habían en Manizales en la época: Fundadores, Cid, Cumanday, entre otros; hicieron parte de sus experiencias iniciales con el séptimo arte. Adjudica su pasión por el cine a la emoción que le produce la magia de la pantalla, la posibilidad de transportarse a través de ella a otros lugares, “la vertiginosidad de entrar en otro mundo, salir de su propia historia y conectarse con otros personajes”.

 

Su determinación lo llevó años después a escribir su primer libro: “Laberintos cinematográficos, estética del cine de autor”, esta obra, publicada por la Universidad, es, de acuerdo con Alvarado Duque, “una exploración de la figura del cine de autor que refiere específicamente a la forma cómo los directores se convierten un poco en artistas y crean su propia marca de estilo”.

 

Luego, también a través de la Institución, publicó “La sala oscura y el mundo de las sombras: discusiones contemporáneas sobre cine”, una colección de ensayos sobre el funcionamiento del cine desde el punto de vista narrativo, estético y de los públicos.

 

Con una especialización en estética, una maestría y un doctorado en filosofía, Alvarado Duque decidió poner a conversar los directores de cine con los filósofos, fue así como publicó “Hermenéutica y cine: los tres rostros de Hermes, las tres máscaras del kinema” que es, según él, un intento de establecer una relación entre el mundo de la hermenéutica y el del cine. Es así como pone a Dialogar a Hans-Georg Gadamer con el director japonés Yasujirō Ozu, a Paul Ricoeur con el alemán Rainer Werner Fassbinder y a Gilbert Durand con el argentino Eliseo Subiela.

 

Después de varios libros, ahora publica dos nuevas obras: “Cinemas expandidos” una colección de ensayos que ha venido recogiendo en los últimos seis años.

 

En esta obra explora la relación del cine con otros campos (filosofía, memoria, retórica, cuerpo) observando desde distintos ángulos, la forma como el cine se cruza con esos territorios.

 

En el ensayo que corresponde a cine y memoria, por ejemplo, plantea cómo el cine ha servido para representar la memoria en Colombia y los conflictos del País desde un análisis del cine colombiano. En el de cine y filosofía, cómo la filosofía ha utilizado la pantalla grande para explicar conceptos, representar la vida de los filósofos, entre otros.  “En la sección donde exploro el cuerpo, miro un poco la forma como se representa el cuerpo en las películas y estudio un caso muy particular, como es el cine surcoreano de los últimos años, que es de acción, de thriller, y en el que se que ofrece comúnmente el cuerpo de la mafia (desgastados, maltratados), unos cuerpos de conflicto”.

 

El otro libro se denomina “Pantallas simuladas: las potencias filográficas del cine”, también corresponde a una colección de ensayos, pero de acuerdo con Alvarado Duque: “es un trabajo de más largo aliento”, lo inició hace 12 años y allí aborda categorías del séptimo arte como son el espacio, el tiempo, el cuerpo, los imaginarios, entre otros.

 

 

 

“Curiosamente eligieron una imagen de una película del director iraní Abbas Kiarostami  para la carátula de mi libro, quedé fascinado porque me encanta ese realizador”: Alvarado Duque.

En la relación cine-espacio, analiza la obra de Martin Scorsese, el capítulo se denomina “Topografías del cine” y en él expone la posibilidad de generar hábitats y territorios con la imagen. En materia del vínculo cine-tiempo, se vale del trabajo realizado por el director italiano Luchino Visconti para mostrar cómo a través del cine, se construyen temporalidades sociales, intrapersonales y colectivas. “También estudio la obra de un director canadiense que se llama David Cronenberg que es obsesionado  por la carne, por la descomposición del cuerpo, entonces  miro cómo construyen, cómo finalmente hay múltiples cuerpos en el cine, colectivos, degradados, fragmentados, intervenidos por la tecnología”.

 

El Libro será lanzado oficialmente en junio del presente año en Madrid por la editorial española: Shangrila Textos Aparte, dedicada exclusivamente al mundo de la imagen móvil y que ha publicado obras de autores de la talla de Jacques Rancière, quien es considerado una referencia de la filosofía francesa contemporánea y Santos Zunzunegui Diez, reconocido escritor e historiador del cine español.