Martes 19 de septiembre del 2017

Investigación / 2017-05-30 16:53:09

Síguenos en:

Voces que hablan de paz en la UManizales

“Para la construcción de paz es importante el reconocimiento del otro”, dijo María Camila Ospina Alvarado, investigadora.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo UManizales

Colombia ha sido un país fuertemente golpeado por la violencia, y no solo quienes han participado en enfrentamientos armados se han visto involucrados; existe también un grupo poblacional tocado por el conflicto, del cual no se ha hablado mucho: niñez y juventud.

Según el informe de 2014 de la Unicef, de los más de siete millones de víctimas de este país, más de dos millones pertenecen a esta población. Entre 1999 y 2013, cerca de 5.500 menores fueron atendidos por el ICBF en condición de desvinculados de los grupos armados.

Para contrarrestar estas cifras, la Universidad de Manizales en alianza con el Cinde, la Universidad Pedagógica Nacional y Colciencias, creó el programa de investigación Sentidos y Prácticas Políticas de Niños, Niñas y Jóvenes en Contextos de Vulnerabilidad en el Eje Cafetero, Antioquia y Bogotá: Un Camino Posible de Consolidación de la Democracia, la Paz y la Reconciliación Mediante Procesos de Formación Ciudadana.

“En las polifonías que componen este programa de investigación, no resuenan los lamentos, los truenos, ni los doloridos gestos de las infancias y las juventudes tocadas por la guerra. Esta aventura intelectual es más bien la consolidación de las esperanzas, la reivindicación de las utopías, los ecos de un futuro que hoy se abre camino bajo la esquiva y difícil tarea de la construcción de la paz en Colombia”, expresó Jaime Pineda Muñoz, investigador del Programa.

 

El jueves 25 de mayo se realizó en la UManizales el Foro Narrativas de Paz, en el que se dieron a conocer tres de los 12 proyectos que hacen parte del Programa de Investigación.

María Camila Ospina Alvarado, en su ponencia Narrativas Generativas de Paz: Niños, Niñas y Familias Resignificando sus Huellas, de la Victimización al Agenciamiento, expuso el proyecto de investigación que ha venido trabajando en comunidades con entornos sociales difíciles, el cual propone conocer las narraciones sobre violencia que tienen infantes, adolescentes, familias y agentes educadores, además de encontrar y resaltar las alternativas que los afectados han creado para salir adelante.

Durante su intervención, Ospina Alvarado presentó testimonios de experiencias que mostraron los avances de la investigación: “Para mí la política pública tendría que ser fundamental para lograr reconciliación, es una opción clara y radical frente a la educación; cualquier política pública necesariamente tendría que darse en una dimensión totalmente educativa, la reconciliación es un proceso largo, para el que la única salida es la educación”, expresó un profesor vinculado al Programa; “en la casa nosotros nos quitamos el pan de la boca, por ejemplo, si en la casa nosotros tenemos un platico de comida y el vecino no tiene, sacamos un poquito para darle, o si tenemos una prenda  se la damos a la persona que la necesita, de esa manera construimos paz”, manifestó una madre que también hace parte de esta iniciativa.

“Ya no hay que pensar la calle como un escenario de conflictos, sino como un escenario de juegos y pensamiento de apropiamiento del lugar”, señaló Ligia López Moreno.

Las doctoras Ligia López Moreno y Myriam Salazar Henao expusieron una ponencia denominada Política Pública para Abordar los Contextos de Vulnerabilidad y Violencia en el Eje Cafetero con Niños, Niñas y Jóvenes. Una Mirada Crítica a la Política de “Haz Paz”, en la que explicaron el proyecto que han llevado a contextos de vulnerabilidad y condiciones de riesgos sociales altos, con falta de oportunidades para el desarrollo de capacidades personales.

“Esta investigación surge de toda una experiencia de trabajo con familias, agentes institucionales y decisores de políticas públicas, frente a la reflexión problematizadora en torno a por qué si hay tantos programas y políticas de carácter sectorial, se siguen generando situaciones violentas adversas para los menores”, manifestó  Salazar Henao.

Juanita Morales y Laura Carolina Rodríguez Ceballos son estudiantes de la Institución Educativa Bosques del Norte y viven en San Sebastián, barrio de Manizales que ha sido intervenido por el Programa. Ellas estuvieron presentes en el Foro y afirmaron que han aprendido a respetar, a hacer paz y a vivir en familia, además de no involucrarse en los problemas que sufre la comunidad donde viven y cómo sobrepasarlos de manera adecuada.

Este tipo de espacios se brindan con el objetivo de contribuir a la construcción de una sociedad que garantice los derechos y las condiciones sociales de la niñez y la juventud en el País.