Lunes 25 de septiembre del 2017

Proyección Social / 2017-03-29 09:48:40

Síguenos en:

Los movimientos sociales y su aporte a la paz

Antonio Madariaga Reales, director de la Corporación Viva la Ciudadanía, fue el invitado al tercer ConversaPaz en el 2017. En este espacio, propiciado por la Universidad de Manizales con la premisa de formar ciudadanos comprometidos con la transformación social, participaron estudiantes, profesores, administrativos y público en general.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo UManizales

 

Los movimientos sociales o una manera de cambiar el mundo fue la temática del Tercer ConversaPaz realizado este año por el Departamento de Humanidades de la Universidad de Manizales.

Antonio Madariaga Reales, director de la Corporación Viva la Ciudadanía, habló sobre el rol de las organizaciones sociales y los desafíos a los que se enfrentan en el actual escenario de posconflicto.

Inicialmente, hizo un recorrido por su historia, destacando las organizaciones de trabajadores, los movimientos ambientalistas, animalistas, y los que abogan por la diversidad sexual. Sobre ellos, afirmó que surgen como una mirada alternativa al capitalismo y la globalización.

También aseguró que el reto que actualmente tiene la sociedad colombiana es entender que el Acuerdo de Paz es una oportunidad para la democracia que no se tenía desde la Constitución del 91, y el momento para cerrar el acuerdo transformador que esta significó.

Según Madariaga Reales, la idea es que la sociedad se enamore de la terminación del conflicto, algo que para él es una paradoja, ya que lo que es noticia mundial no emociona al País. “Esto solo lo pueden lograr las organizaciones sociales, la ciudadanía”, dijo.

Durante su intervención, destacó las ventajas que tiene este proceso de paz. Entre ellas, que se enfoca más en la sociedad que en los combatientes, y que fue la dejación de armas más rápida en la historia.

Además, indicó que lo que le dará sostenibilidad será la legitimidad, aunque reconoció que tiene muchas cosas en contra, como los resultados del Plebiscito, la credibilidad del presidente Juan Manuel Santos, la impopularidad de las Farc, el mal funcionamiento del Estado, su ineptitud, burocracia, y el hecho de que hay un sector muy poderoso de la sociedad organizado en contra.

A su juicio, una de las salidas es que la población participe en lo público, a través de las elecciones, por ejemplo, que por lo general registran baja participación. “Ser capaces de trabajar juntos en lo colectivo, entender que la política no es exclusiva de los políticos, es el ejercicio de lo colectivo, de lo público, y que no es lo mismo política que politiquería”, puntualizó.