Domingo 24 de septiembre del 2017

Docencia / 2017-02-24 16:50:20

Síguenos en:

“Memo”, el primer maestro invitado a conversar

Con una descripción de lo que ha sido Guillermo Orlando Sierra Sierra, primer invitado a la Cátedra Conversar con el Maestro, dio apertura a este evento Gonzalo Tamayo Giraldo, Decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humano.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Guillermo Orlando Sierra Sierra, rector de la Universidad de Manizales, fue el primer invitado a la Cátedra La conversación con el Maestro, realizada el pasado martes en el Aula Máxima Javier Calderón Rivera, por la Escuela de Psicología. “Memo”, como le dicen sus allegados, narró su historia como profesor, admitiendo antes que nada, que ésta no podría estar separada de la experiencia de su padre, quien en los orígenes de la Institución, tuvo la oportunidad de trabajar como docente y ser estudiante al mismo tiempo; recuerda en consecuencia, esperarlo despierto hasta altas horas de la noche para acompañarlo mientras leía.

 

En su espejo retrovisor, también observa su rol de estudiante de Psicología, les menciona a los asistentes, estudiantes y profesores del Programa en su mayoría, algunos de los nombres de los que fueron sus docentes y después compañeros de trabajo: Rodrigo Rodas, a quien describió “más bravo que un ají chiquito”, César Hoyos, Lacho, Héctor Londoño y María Cristina Palacio; con esta última, alude entre risas, ser la única docente con la que alguna vez obtuvo una nota perdida.

 

La importancia de reconocer el papel de sus maestros la explica afirmando que “cuando se piensa en actuar como maestro siempre se acude al referente de lo que, como alumno, uno consideraba era un buen maestro” y plantea la necesidad de comprender el aula como un espacio en el que todos pueden constituirse, ya que según Sierra Sierra, internamente cada uno sabe qué hacer para tener mejores maestros “los maestros estamos inspirados por los estudiantes, los estudiantes nos desequilibran y nos obligan a ser mejor condición humana”, indica.

“La realidad es coautoría suya y mía, no es extraterrestre, esta Manizales como la tenemos hoy, es la que producimos”, expresó Guillermo Orlando Sierra Sierra, primer invitado de la Cátedra

 

 

Como profesor y rector, sostiene que le atormenta pensar en que además de buenos profesionales, no se estén formando buenos seres humanos, que se reafirmen prácticas excluyentes y que se siga construyendo un país para que aquellos que se consideran diferentes, no quepan. Cuando le preguntan sobre cuál es la labor del profesional en la resolución de los problemas sociales, insiste en que la principal transformación que debe realizarse es la del contexto interno “si adentro lo resolvemos, el contexto externo se resuelve más fácil, porque el contexto externo es, por lo que yo soy y con mi responsabilidad”.

 

Durante la conversación con Guillermo Orlando, refirió permanentemente la importancia de que en la relación maestro – alumno, se potencie la autonomía del sujeto, para que esté en condiciones de asumir el autocontrol y la responsabilidad con la realidad que hoy se vive y que finalmente no es otra distinta de la que cada uno produce desde su rol. “Ojalá todos fuéramos capaces de aprovechar la potencia que hay en cada profesión para narrar una versión distinta de la realidad que tenemos, para transformar país”, puntualizó.