Miercoles 18 de Enero del 2017

Investigación

Síguenos en:

Docente de la UManizales habla sobre los retos y dilemas de la educación superior en Colombia

El libro hace parte de una investigación sobre la educación superior en Colombia desde 1991 hasta el año 2015.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Juan Carlos Yepes Ocampo, investigador del Centro de Investigaciones en Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Cimad, de la Facultad de Ciencias Contables Económicas y Administrativas, lanzó su libro: Retos y dilemas de la educación superior en Colombia. El texto, plantea los desafíos y problemas que enfrenta la educación superior desde una perspectiva crítica.

¿Por qué decide escribir sobre educación?

El libro es el resultado de mi formación doctoral en estudios políticos, y mi línea de investigación se ubica en políticas públicas, de ahí nace la idea de llevar a cabo un proceso de investigación sobre la educación superior en Colombia desde 1991 hasta el año 2015, para analizar si esta ha sido asumida por los distintos gobiernos entre este periodo de tiempo como políticas públicas o se dedican a las acciones de gobierno; Llegando a la conclusión que los gobiernos no han asumido la educación superior como un asunto estratégico que esté ligado al desarrollo del País y por eso se ha tratado este tema como acciones de gobierno.

¿Qué retos se proponen para lograr una mejor educación?

El principal reto es que la sociedad civil, debe asumir la educación superior como un derecho, pero a la vez como un bien común para que los gobiernos, independientemente de los partidos a los cuales pertenecen, acojan este tema como una política pública.

¿En qué se ha fallado en la educación colombiana?

Los distintos gobiernos no han valorado como debe ser la educación superior, como un sector importante para el desarrollo del País. Además, la educación pública tiene que ser financiada por el Estado, pero también se debe comprometer con las instituciones privadas para fortalecer proyectos que apunten a la alta calidad, como lo ha hecho la Universidad de Manizales.

¿Cuáles han sido los principales aportes la academia en el avance de la educación superior de la Región?

La academia tiene una responsabilidad ética y política muy fuerte y tiene que ver con el desarrollo del pensamiento crítico, formar los distintos profesionales como personas, como ciudadanos y para que a través de la investigación logremos posicionar la educación superior como un área estratégica para el desarrollo no solo económico, sino, también social y político de la Nación.

¿Cree que tenemos las condiciones para consolidarnos como ciudad universitaria?

Una ciudad universitaria no se consolida simplemente por el número de estudiantes que lleguen a acceder al servicio educativo, esta se construye a partir de diferentes compromisos que los mismos universitarios logran al materializar su conocimiento a favor de la superación de los problemas de la humanidad, y sobre todo, en el ámbito local.

Con esta producción académica se espera generar escenarios de reflexión alrededor de lo que debe ser la educación superior en Colombia y cómo esta debe contribuir a la transformación social.