Martes 19 de septiembre del 2017

Gestión / 2016-10-28 11:42:46

Síguenos en:

Arte para construir paz

 

María Alejandra Borrero Saa, es una reconocida actriz colombiana, creadora de la escuela de artes escénicas, musicales y galería de arte en Bogotá, llamada Casa Ensamble que inauguró el 15 de agosto de 2008.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

La mujer ha demostrado liderazgo, logrado participación política, pero no representación en la renegociación de los acuerdos de paz. Para tener una visión femenina de lo que ha significado este proceso que se mantiene en diálogo, hablamos con Alejandra Borrero, actriz y directora de Casa Ensamble, quien cuenta desde su experiencia cómo el arte ayuda a la construcción de paz.

Cómo se aporta a la construcción de paz

Desde mis deseos como persona de mejorar la relación con quienes no tengo una buena relación, y esa es la invitación para construir paz, identificar con quiénes hemos peleado y hacer las pases.

Cuál es la importancia de la mujer en el proceso de paz

La importancia de la mujer es total, somos el 51% de la población, si en Colombia no estamos en una situación mejor, no va a haber paz, y quiero decir que la casa es el lugar más peligroso para una mujer en este país, y qué podemos decir de la calle.

La mujer en el conflicto ha sido mucho más victimizada que los hombres, ellos tienen por ejemplo hasta tres actos victimizantes, pero una mujer tiene15.

Qué deben hacer los colombianos para decirle al gobierno que la paz no es un tema político sino, que es un tema nacional.

Debimos de haberlo hecho antes del domingo 2 de octubre, yo voté, y ese día de las votaciones se sentía miedo, había un ambiente pesado. La movilización ciudadana es muy importante, pero no vamos a poder hacer mayor cosa.

La gente critica mucho el aporte que se le daría a los guerrilleros por su desmovilización, qué opinión tiene frente a este tema?

Si hemos pagado la guerra, cómo no empezamos a pagar la paz.

¿Hay culpables en la guerra?

Esta guerra es de todos nosotros, nadie puede limpiarse las manos todos hemos cometido errores, pero es hora de pasar la página.

Es pertinente hablar de paz desde el lenguaje del teatro

Es más que pertinente. El arte y la educación son las herramientas del posconflicto, el arte es sanador y este permite que uno se conozca hacia adentro, y cuando se logra eso, se reconoce al otro y se pone en sus zapatos.

Cómo contribuye el arte a la construcción de escenarios de paz

Lo que ha hecho la guerra es acabar con la cultura colombiana, en la masacre de El Salado, robaron los instrumentos de la casa cultural y empezaron a tocarlos, esa fue la música para acabar con su cultura; y parte de lo que están pidiendo las víctimas para la reparación, son instrumentos musicales, porque la gente necesita más que recuperar tierras es recuperar su cultura  para cambiar y transformar el País.

Ha tenido alguna experiencia particular que la ha llevado ha trabajar el tema del conflicto en Colombia?

Desde Casa Ensamble, llevamos 10 años trabajando para la no violencia contra las mujeres, hicimos una obra de teatro que habla de la violencia sexual y surgió la iniciativa Ni con el pétalo de una rosa, una frase que usaban nuestros padres para protegernos de la violencia contra los hombres y queremos que esto vuelva a estar en el imaginario de la sociedad.

La visita de la actriz, se dio en el foro "El teatro le abre el telón a la paz", que se realizó en la Universidad de Manizales y que contó con la participación de Octavio Escobar, escritor y premio nacional de Novela 2016; Carlos Alberto Molano, dramaturgo y docente, y Héctor Fabio Torres, compositor de piezas musicales escénicas.

Durante su intervención, Alejandra Borrero, habló de la importancia de la mujer en la sociedad en invitó a que más que protegerlas hay que impulsarlas para que ellas mismas lo hagan, con criterio, inteligencia y valentía, ya que en Colombia las mujeres han sido botín de guerra.

Con estas iniciativas, la Universidad busca que se generen espacios de diálogo, reflexión y conocimiento del contexto social, que redunden en la formación de profesionales con criterio para referirse al conflicto y propositivos en la generación de avances hacia un mejor País.