Martes 19 de septiembre del 2017

Investigación / 2016-07-06 09:15:51

Síguenos en:

Los rankings son importantes, pero no determinan la calidad de una universidad: Gregorio Calderón Hernández

Según Calderón Hernández, los rankings permiten posicionar a las universidades en el mundo académico, pero son subjetivos y parciales, y no determinan un todo sobre el que se pueda sacar una conclusión.

 

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

 

A propósito del informe especial publicado por La Patria sobre los principales rankings que miden diferentes aspectos e indicadores de las universidades alrededor del mundo, Umedia conversó con Gregorio Calderón Hernández, director de Investigaciones y Posgrados de la Universidad de Manizales, sobre las mediciones, su pertinencia, credibilidad y el lugar que ocupa la Institución en estos listados.

 

Históricamente, ¿cuál es el origen de estas mediciones, mejor conocidas como rankings?

Un ranking es una clasificación en orden descendente, de mayor a menor, de un objeto o un sujeto. La idea de clasificar a las universidades es histórica, pero en las últimas décadas, se ha convertido en una moda en la que empezaron a establecerse rankings, para poder decir cuáles universidades son las que mejor se encuentran frente a determinados indicadores. Sin embargo, hay que mirarlos con cuidado, porque cada uno analiza un determinado indicador, unos son objetivos, otros subjetivos, y cada ranking mide diferentes indicadores, entonces, ¿con qué criterio se pueden ubicar las universidades?

La universidad es mucho más que eso, y debe entenderse como tal. Para mí, por ejemplo, es mucho más importante un trabajo de un investigador que va a salvar vidas o a solucionar un problema social, que figurar en un puesto “X” en un ranking, y este no mide el efecto social real de la investigación. Esto no quiere decir que los rankings no sean importantes, claro que tienen importancia en la medida en que permiten ver las universidades en un contexto para saber cómo se encuentran.

 

¿Qué aspectos considera usted que podrían medir más objetivamente a las universidades?

En general los indicadores bibliométricos, como los artículos científicos y su impacto, las citaciones de esas publicaciones, que hacen el conocimiento visible y lo convierten en un activo social, para que la comunidad lo conozca y lo pueda utilizar en el desarrollo de la humanidad; y las categorías de los investigadores y grupos de investigación, a mayor categoría, mayor importancia de la investigación, en cuanto a rigurosidad y pertinencia para la sociedad.

 

¿Para qué medir?

Se mide por varias razones: para poder planear procesos internos de desarrollo, saber el estado de las cosas, ponerse metas y medir avances; es una mirada estratégica de la gestión universitaria. También se mide para evaluar, pero los rankings no pueden ser la única medición para proyectar y evaluar; la medición siempre es importante, pero no hay que pensarla solamente en función de rankings.

 

Entonces, ¿en función de qué?

De formar ciudadanos, de hacer investigación de impacto social para el cambio; eso no lo mide ningún ranking, y eso es lo que hace la UManizales, la medición la hacemos tratando de lograr resultados de mucha rigurosidad científica, con pertinencia social y en función del ser humano.

 

¿Cómo ve a la Universidad de Manizales en este tipo de mediciones?

La Universidad cada día va creciendo más. De nuestros 16 grupos de investigación, seis están en categorías altas(A y A1, según clasificación de Colciencias), es decir, el 37%; eso es importante si tenemos en cuenta que en el Eje Cafetero, de 318 grupos, solo el 22% se ubica allí. Tenemos tres investigadores entre los más citados del país, y un posgrado, el Doctorado en Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, entre los cinco mejores de Colombia. Tenemos 55 investigadores en los registros de Colciencias, de los cuales seis son Senior y 24 Asociados.

 

Entre las universidades de la Región, con frecuencia la UManizales aparece de tercera en los consolidados generales de los diferentes listados, y ocupamos el primer lugar entre las universidades privadas…

Tenemos la tranquilidad de que estamos haciendo las cosas bien hechas, a conciencia, de que la gente nuestra es de buen nivel y está aportando cosas importantes para la Región; pero no debemos creernos el cuento de que estamos sobrados, tenemos muchísimo que trabajar alrededor de eso. Reconocemos que estamos entregando resultados importantes a la sociedad, en un buen posicionamiento, que esto se nos convierta en un reto también para seguir trabajando, en calidad, eficiencia y todos esos elementos que nos han permitido llegar a donde estamos.

 

Los indicadores sobre las universidades suelen estar relacionados con aspectos como investigación, infraestructura, empleabilidad de sus graduados, y el desempeño de sus estudiantes en las pruebas de estado para la educación superior, que miden sus conocimientos, entre otras competencias.