Los ingenieros de sistemas, infaltables para el crecimiento y desarrollo de las organizaciones

Your Logo

Cerca del 46 % de las empresas de software y TI se han creado en los últimos cinco años: Federación Colombiana de la Industria del Software - Fedesoft.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

"Tú no necesitas un ingeniero de sistemas todo el día en la oficina, sino dos horas", tras estas palabras de Alicia Arango, Ministra de Trabajo, en Noticias Caracol, para contextualizar la reforma laboral y pensional que busca implementar el Gobierno Nacional; múltiples han sido las voces y expresiones de rechazo de los ciudadanos.

Sobre esta publicación la Asociación Colombiana de Facultades de Ingeniería – Acofi, se pronunció a través de un comunicado, en el que menciona en algunos de sus apartes: “(…) el ejemplo citado por la señora ministra desconoce la realidad del ejercicio de una profesión seria y rigurosa como la Ingeniería de Sistemas (…)Cabe recordar que el mismo Gobierno Nacional, en su política de TIC, ha planteado la necesidad de que en el país se gradúe un mayor número de ingenieros de sistemas y carreras afines para que participen en la construcción de la economía a partir de sus aportes en el conocimiento y utilización de las tecnologías de la información y las comunicaciones (…)”.

En UMedia buscamos profundizar sobre los aportes de estos profesionales a las organizaciones, su inmersión en la vida laboral y otros indicadores que podrían ampliar la visión de nuestros lectores.

Inicialmente, el Observatorio de Tecnologías de la Información, adscrito al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia estimó, que para el 2018, la carencia de ingenieros en Colombia estaría por el orden de 53.000. Según John Alejandro Cardona Valencia, director del programa de Ingeniería de Sistemas y Telecomunicaciones de la Universidad de Manizales, las Instituciones de Educación Superior colombianas no alcanzan a formar ni el 10% de los profesionales en esta área que necesita el país.

En un estudio del 2019 realizado por el Observatorio de Graduados de la UManizales, se refleja la necesidad de estos profesionales en las organizaciones de diferente tipo, dado que muestra que el índice de empleabilidad de los graduados de Ingeniería de Sistemas y Telecomunicaciones es del 90%.

Según los datos presentados por el Observatorio, los perfiles en los que se vienen desempeñando son diversos:

De acuerdo con Luis Alberto González Araujo, director ejecutivo de Acofi, varios de los aspectos que el país y el mundo quieren consolidar requieren de ingenieros, por ejemplo, seguridad alimentaria, desarrollo de infraestructura, ciudades inteligentes, avances ambientales, inteligencia artificial, biomedicina, agroindustria, entre muchos otros campos que, González reitera, necesitan el liderazgo de profesionales de la ingeniería para que propongan soluciones creativas, innovadoras, sostenibles y económicamente viables.

 

La importancia y el tiempo dedicado para el desarrollo de proyectos que requieran un profesional de este campo del conocimiento, es directamente proporcional a las necesidades y requerimientos de cada organización, sin embargo, hablar de dos horas, es un tiempo irrisorio”, aseguró, Óscar Fernando Aristizábal Cardona, graduado del programa de Ingeniería de Sistemas y Telecomunicaciones de la Universidad de Manizales.  

 

Precisamente sobre los tiempos que le implica a un ingeniero cumplir con sus labores, Yanelda Jaimes, conductora del noticiero de RCN Radio, escribió en su cuenta de twitter @Yanelda: (…)El déficit de ingenieros en el país es alto, (…) y adicionalmente sus jornadas laborales pueden superar las 8 horas diarias.

 

En Colombia existen en la actualidad 173 programas de pregrado en ingeniería de sistemas, el de la UManizales, es según la Red de Programas de Ingeniería de Sistemas y Afines - Redis, el que más estudiantes tiene en la ciudad y uno de los programas con mayor número de estudiantes en el país, dado que la formación responde a las necesidades de las empresas y a la demanda del mercado, por lo que se vienen estableciendo convenios con la Facultad, para iniciar su proceso de enganche laboral desde que los estudiantes cursan sus últimos semestres, con el fin de fortalecer sus competencias y articularlos con sus necesidades particulares de cada organización.