Miedo a caer

Your Logo

Profesora de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Manizales, ganó premio de investigación con un estudio sobre el miedo a caer.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Las caídas en adultos mayores son una de las principales preocupaciones en familias y cuidadores, en razón a que estas pueden desatar una serie de secuelas con diferentes grados de complicación; de ahí que las caídas en ancianos constituyan la principal causa de enfermedad en esta población. Las fracturas, los hematomas, las pérdidas de sentido, entre otras consecuencias, pueden derivarse de esta situación, afectando su calidad de vida y de quienes los rodean.

La inestabilidad en la marcha, la baja en la agudeza de los sentidos, la medicación, entre otros factores; influyen en que esta población tenga un mayor riesgo de desplomes, y dadas las consecuencias mencionadas, el temor a una caída comienza a afectar la vida de los ancianos que ven debilitada su independencia y desarrollan una inmovilidad auto protectora para evitar futuras lesiones.

Bajo estas circunstancias, Elizabeth Ponce Barbosa, profesora de la Universidad de Manizales y, Eliana Patricia Dueñas S, Carmen Lucía Curcio y Liliana Patricia Ramírez Zuluaga, de la UCaldas; realizaron la investigación denominada “Efecto de tres programas de intervención sobre el temor a caer y la funcionalidad. Ensayo clínico controlado”, que indagó sobre la eficacia de tres programas de intervención desarrollados en Manizales, que tenían como fin reducir el miedo a caer y así aumentar la funcionalidad en los ancianos.

El estudio, realizado durante un año, hizo merecedoras a las cuatro investigadoras, del Premio Guillermo Marroquín Sánchez, otorgado anualmente al mejor trabajo de investigación en las áreas de gerontología y geriatría y que lleva este nombre en honor al primer geriatra que tuvo Colombia.

Este año el premio se entregó en el marco del XIII Congreso Colombiano e Iberoamericano de Gerontología y Geriatría, que se llevó a cabo en Barranquilla por la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría. En esta oportunidad, participaron 17 investigaciones, la Asociación contrató un ente externo experto en evaluaciones científicas para que, basado en un instrumento estandarizado, evaluara todas las propuestas enviadas.

El objetivo que se plantean ahora las investigadoras, es dar a conocer los resultados del estudio, con el fin de “beneficiar social y emocionalmente a las personas más  afectadas por esta condición, para que cada paciente evidencie el progreso del tratamiento al que es sometido”, manifestó  Elizabeth Ponce, Psicóloga de la Universidad de Manizales.