Hablemos de fobias

Your Logo

Según un estudio publicado por el portal web www.cuidatusaludmental.com, la agorafobia, claustrofobia y glosofobia, son las fobias más comunes en las personas.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Cuando hablamos de fobias, siempre cometemos el error de asociarlo de inmediato con los miedos, pero según expertos, las fobias y los miedos son dos cosas que, aunque tienen muchos puntos en común, tienen una línea delgada que traza la diferencia.

Elizabeth Ponce Barbosa, psicóloga y profesora de la Escuela de Psicología de la Universidad de Manizales, nos explica cuál es esa diferencia “el miedo es algo pasajero, no perdura ni se prolonga en el tiempo, puede ser algo fortuito que con el tiempo se puede superar o puede ser algo controlable, la fobia no, por el contrario, cada vez aumenta, genera malestar e incapacidad en el ser humano”.

¿Cómo tratarlo?

Según Ponce Barbosa, las fobias y los miedos se van adquiriendo por situaciones circunstanciales de la vida, pero al momento de tratarlos son muy diferentes. El miedo se puede trabajar con estrategias de afrontamiento como el manejo de la respiración y del pensamiento; mientras que la fobia necesita un tratamiento terapéutico, un trabajo con un profesional experto en el tema, pues para éste, las estrategias de afrontamiento no son suficientes.

Las más comunes

Según el portal web www.cuidatusaludemocional.com las fobias más comunes son:  

1. Agorafobia: es el miedo a los espacios abiertos o lugares grandes donde pueden producirse aglomeraciones de gente.

2. Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados donde el tránsito del aire es reducido, como los ascensores, el cine, bodegas, entre otros. Esta fobia es mucho mayor cuando se trata de espacios con muy poca iluminación o con espacios más reducidos.

3.- Glosofobia: es una fobia bastante común, pero generalmente se asume como miedo más no como fobia debido al desconocimiento de su nombre técnico. Es el pánico a hablar en público, se da por el temor que produce sentirse observados o por la sensación de ser objeto de críticas.

De acuerdo con Ponce Barbosa, hacer un listado de la clasificación de las fobias sería casi imposible, por lo que ampliamente se podría decir que existen las fobias específicas, donde están las fobias a los animales, fobias a los entornos naturales (como a la alturas, la lluvia o las tormentas), fobia de situación (como  montar en avión o estar en espacios cerrados); y las fobias sociales, que resultan en los espacios donde hay que interactuar con alguien más.

En cualquier caso, la ayuda de personal especializado y experto en el tratamiento de fobias es necesario si se quiere superar esta condición que, en algunos casos, puede impactar seriamente la vida de una persona impidiéndole realizar labores cotidianas básicas.