Una universidad capaz de vivir la diferencia

Your Logo

El Instituto Nacional para Ciegos hizo un reconocimiento a la Universidad de Manizales por generar condiciones que propician la inclusión educativa. Foto: archivo

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

 

El pasado 25 de mayo se realizó en la ciudad de Bogotá el Encuentro Nacional por la Inclusión Educativa, en el que el Instituto Nacional para Ciegos – INCI, realizó un reconocimiento a la Universidad de Manizales por garantizar el derecho a la educación de las personas con discapacidad.

En su trayectoria histórica, la UManizales ha venido demostrando que ha sido capaz de realizar actuaciones sistemáticas en torno a la inclusión, que se han traducido en desarrollos teóricos pero también administrativos y de gestión.

En su récord, la Institución tiene la creación de la Licenciatura en Educación Especial, la Maestría en Educación desde la Diversidad y un Doctorado en Formación en Diversidad; así como otros proyectos de cara a las necesidades de la comunidad como han sido el Instituto para el Desarrollo Integral del Niño Autista – DINA y el Instituto Educativo Makarenko. Su acción ha trascendido a otros escenarios y la han llevado a liderar proyectos como Caldas Camina hacia la Inclusión y el Proyecto Canasta de Apoyos Complementarios, por mencionar algunos.

 

No obstante estos logros académicos, para la Universidad de Manizales lo más importante es que su trayectoria le ha permitido aprender a vincular una filosofía de la diferencia que permea todos sus procesos, proponiendo una vida universitaria que permita a cada uno de sus miembros, reconocerse como distintos y, en esa diferencia, construir un país más respetuoso del otro.

 

Por sus aulas, han pasado estudiantes con dificultades de movilidad, audición y visión, y otros muchos que pertenecen a grupos sociales vulnerables, que en su paso, han encontrado el soporte de especialistas en braile, lenguaje de señas y apoyo psicopedagógico.
 

Tu Foto

“Este reconocimiento es muy importante, porque nos está diciendo que nosotros como universidad somos un campo abierto para todas las personas de la sociedad; todos tenemos diferencias, pero somos un espacio cada vez más abierto para que quienes tienen discapacidades o dificultades sociales puedan estar aquí”, puntualizó Jorge Iván Jurado Salgado, Vicerrector de la Universidad.

 

Un asunto central para la Institución es que su comprensión de la diversidad no se centra en las minorías ni en la discapacidad, el hecho que tenga más de 3.000 estudiantes becados bajo diferentes modalidades; el programa Niños, niñas y jóvenes constructores de paz que se ha diseminado por toda Latinoamérica; Universidad en el Campo en los 26 municipios de Caldas; entre otros; es expresión de una universidad cuya apuesta es que cada vez, haya más personas que tengan acceso a la educación superior.