Un ingeniero que forma karatekas

Your Logo

Sus habilidades hicieron que en 1998, tuviera la oportunidad de representar a Colombia en un campeonato Internacional de Karate en Egipto. Una medalla de bronce en categoría individual y una de plata en equipos, fue el resultado que le permitió más adelante iniciar dos carreras profesionales.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Hay quienes  hicieron del deporte una actividad para dedicarse el resto de su vida, otras lo fusionaron con la academia, para formar personas íntegras y con habilidades en campos diversos. Gildardo Montes Arenas, presidente de la Liga Caldense de Karate y actual instructor de artes marciales de la Universidad de Manizales, combina sus dos títulos profesionales con la enseñanza deportiva.

 

Tu Foto

Mientras terminaba sus estudios de bachillerato, su padre le dio apoyo para ingresar a una escuela de formación sin importar la disciplina, se decidió por las artes marciales y desde los 16 años, Gildardo Montes pertenece a la Liga Caldense de Karate, y con ella, ha sido recolector de conocimiento y sembrador de nuevas experiencias.

Tu Foto

“Cuando estaba en la búsqueda de ingresar a una academia la primera que vi fue la Liga de Karate. Yo entré no porque me gustara sino porque quería aprender algún deporte. Empecé las clases y me enamoré completamente de esto”, dijo el Presidente de Liga.

Tu Foto

En la Universidad de Manizales obtuvo el título como tecnólogo en sistemas y después se formó como ingeniero de sistemas y telecomunicaciones. La Universidad reconoció su talento por lo que fue apoyado con becas deportivas del 100% en el valor de su matrícula.

Montes Arenas es padre de dos niñas. Ambas comenzaron su formación en escuelas de karate, y aunque en el presente no lo practican, sí tienen un gusto por la actividad física. Ahora, con 35 años de experiencia en el mundo de las artes marciales, Gildardo espera hacer del deporte una actividad que transversalice sus próximas vivencias y que sirva a los jóvenes para potenciar otras esferas formativas.