Regálate una pausa

Your Logo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las pausas activas constituyen una práctica que beneficia a todos: preservan la salud del trabajador individualmente, inspiran la creatividad en grupo y mejoran la actitud general en el ámbito laboral, lo que termina por repercutir positivamente en la organización.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

Desde el área de Deportes de la Universidad de Manizales se están realizando las pausas activas con los trabajadores que están dentro de las excepciones del Gobierno Nacional para retornar a labores dentro de la Institución.

Los encargados hacen rondas diarias por las dependencias entre las 9 y las 11 de la mañana para que los empleados cambien de rutina por 10 minutos, con ejercicios de estiramiento y de reacción mental.

“Las pausas activas son creadas para hacer frente al estilo de trabajo contemporáneo, que puede terminar en síndrome de oficina, es decir permanecer en una misma posición por periodos de tiempo prolongados y puede desencadenar dolor de cabeza, dolor en los hombros, en la zona lumbar, en los ojos o dedos entumecidos, esto se puede evitar a través del ejercicio físico”, afirmó Hernán Augusto Salazar Mahecha, licenciado en educación física y encargado de las pausas activas en la UManizales.

“El programa tiene como objetivo conservar o mejorar las condiciones de salud musculoesqueléticas, mentales y  mejorar la productividad de los trabajadores de la Universidad de Manizales”, señaló el educador físico.

Además, la recomendación es realizar algunos de estos ejercicios de estiramiento cada dos horas, durante tres minutos, y así evitar el sedentarismo durante las jornadas laborales.