Convenio Confa, una apuesta de Región

Your Logo

Durante el evento se realizó un acto simbólico para la firma del Convenio.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo


La Universidad de Manizales y Confa firmaron un convenio de gestión compartida para la realización de prácticas e investigación de los estudiantes de pre y posgrado de la Escuela de Medicina, en las nuevas instalaciones de la Clínica San Marcel.

Este convenio tiene por objeto aunar esfuerzos para el desarrollo de acciones en el ámbito de la salud y la educación, con la finalidad de fortalecer la formación del talento humano de ambas entidades, desarrollando competencias académicas y profesionales, en los componentes docente asistencial e investigativo, además de impulsar espacios académicos.

 

“Es un momento muy clave que marca una visión de dos instituciones importantes en la Región, con un objetivo claro que es el de desplegar unas alianzas para el desarrollo de la salud en Caldas”, señaló Sonia Rocío De la Portilla Maya, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud, quien agregó que “lo que busca es unir dos fortalezas, la cualificación del recurso humano en salud y los sitios de práctica para el despliegue tecnológico y científico que permita un crecimiento y desarrollo para la Región, con mayores oportunidades en servicios de salud”.

Dicha alianza surge a propósito de la inauguración de un nuevo piso de la Clínica, destinado a hospitalización y cuidado intermedio con énfasis cardiovascular, en un área de 1.300 metros cuadrados, con 19 camas y 10 cubículos.

 

Esto tiene relevancia en un país que, como el nuestro, tiene un déficit marcado en camas hospitalarias. Según las últimas estadísticas reportadas, Colombia tiene una relación de 1.6 camas por cada 1.000 habitantes; en Latinoamérica es de 2.5 camas por 1.000 habitantes, y los estándares del mundo son superiores, por lo que existe una necesidad real de suplir esta carencia.

Desde que hemos venido trabajando con la Universidad, esta ha demostrado que tiene la voluntad de trabajar con nosotros, ayudarnos a construir nuestra parte asistencial, darnos el componente académico que no tenemos e ir juntos en la parte de investigación, teniendo por delante los intereses de la ciudadanía y el Departamento”, dijo Juan Eduardo Zuluaga Perna, director de Confa, quien añadió: “amí lo que más me impresiona es la visión de futuro que tiene la Escuela de Medicina. Las especialidades que están creando, las ganas que le ponen a las prácticas, eso para nosotros es muy importante, el empuje que traen la Universidad y su Escuela en mejorar la formación de los médicos de esta región, y en que nos podamos volver centro de referencia. Nosotros podemos hacer un hospital muy bueno, pero si no tenemos la academia y no contamos con la investigación estaría incompleto, eso es lo que nos complementa la Universidad y nosotros le completamos esa parte asistencial que es muy importante.

Las nuevas instalaciones tienen algunos focos estratégicos dirigidos a la atención de pacientes con patología cardiovascular, dada la alta prevalencia de morbilidad y mortalidad por esta causa en Caldas. También, la atención de pacientes con trauma mayor, y en general, todas las patologías neuroquirúrgicas.

La idea es convertirse en un centro de referencia de mediana y alta complejidad para pacientes del Eje Cafetero y Tolima, ya que además cuentan con un programa de cirugía cardiovascular soportado en personal subespecializado y altamente capacitado, con equipos biomédicos de última tecnología. 




Según De la Portilla Maya, lo tradicional han sido los convenios docente asistenciales, pero este va más allá. “Nosotros como universidad sabemos que para crecer y garantizar una calidad en la enseñanza necesitamos volcarnos a un modelo como el que había hace muchos años con un hospital como el Universitario, en el que nos formábamos y se tenía una verdadera integración, la interdisciplinariedad, estudiantes de pre y posgrado, para una formación integral”.

Para la Decana, el Convenio es pertinente en la medida en que la Clínica se está especializando en cuidados intensivos, cirugía cardiovascular, infectología y otras áreas afines a la oferta académica de la Facultad.

“Esto fue lo que pensamos, como visualizamos una alianza con un actor de la salud fuerte que nos permita ser el centro de operaciones prácticas en pregrado y posgrado, y una cualificación para desarrollar integralmente todos los procesos de mejoramiento en la salud, y ser pioneros, sobre todo en temas específicos.”

Este convenio se regirá por el buen gobierno corporativo de ambas instituciones, y por los principios de rectitud, equidad, equilibrio, buena fe, igualdad, celeridad, publicidad, razonabilidad y racionalidad, con el propósito de ser una relación contractual que sume para ambas entidades en el ámbito de la educación y la salud.

 

“Es el comienzo de un sueño compartido, con énfasis social y en beneficio de la Región, desde el interés común por su desarrollo, a través del  sentido misional de cada uno, que se va a ver potenciado en esta unión”, puntualizó Sonia De la Portilla.