Una estudiante de Medicina, amante del fútbol sala

Your Logo

Luisa María Pineda Marciales juega con el equipo de fútbol sala de la Universidad de Manizales y para el 2019 tiene un objetivo pendiente, clasificar a la final nacional de los Juegos Universitarios Ascún, para dejar en alto el nombre de la institución donde se forma y retribuirle el apoyo que recibe de la Alma Máter como deportista.

Dirección de Comunicaciones y Mercadeo

 

Luisa María Pineda Marciales está en quinto semestre de medicina y combina sus clases con el fútbol sala. Hace parte del equipo femenino de la Universidad de Manizales y es una de las figuras.

 

Con la camiseta número 8 a su espalda elude rivales, controla el balón, hace enganches y remate al arco, pero no es casualidad, desde los cinco años empezó a jugar fútbol y cuando entró a la Universidad de Manizales ingresó al equipo de fútbol sala para mostrar su magia con el balón.

 

“amo mi carrera, a medida que avanzo me enamoro más, se empiezan a ver nuevas cosas y cuando se tratan pacientes es una experiencia única”, contó la deportista de 20 años, quien admira al brasileño Ronaldinho.

 

Luisa María comparte el gusto por el fútbol con su papá, es él quien la acompaña a los partidos y a quien le dedica sus goles. Cuando ella anota, levanta su mano derecha al cielo y después lo señala a él.

 

“Tengo dos hermanos, uno mayor y otro menor, pero a ninguno le gusta el fútbol, por eso gracias al deporte tengo una gran conexión con mi papá, él siempre me dice que se siente orgullo de compartir esa afición conmigo”, afirmó la Flaca, como es conocida por sus amigos.

 

Esta hincha del Once Caldas celebra el momento del equipo blanco y el trabajo del técnico Hubert Bodher durante el 2018, pues lo alejó del descenso, lo llevó a disputar la final de la Copa Águila y lo tiene en la final de la Liga.